Último partido


.

Hincha de la Fecha

Buscar

Breves

Entre Capos: Claudio Meneses

La primera versión de Entre Capos nos trae a Claudio Meneses, mediocampista celeste que hoy reconoce estar peleando un puesto en el Capo de Provincia. ¿Su mayor deseo en O’Higgins? Ser campeón.

“Yo quiero salir campeón. No quiero quedarme con esa espina clavada de poder haber sido casi campeón, porque es una cuenta que está impaga: para nosotros mismos y para la gente. Acá la gente es como en ningún lado. Es fanático a morir, sigue al equipo a todos lados. Uno se deleita cuando va a jugar, por ejemplo a Calama, y ves todo el codo de visita lleno, o en el mismo México con el May. Es algo extraordinario”, cuenta el ‘14’ celeste.

De Curicó a la costa, ubicado a unos kilómetros de la zona céntrica de la Séptima Región se ubica Hualañé, la cuna de Claudio Meneses. Con prominente actividad campestre en la ciudad costera, la vida del mediocampista celeste siempre se debatió entre los estudios, el campo –actividad a la cual se dedica su padre- y su mayor pasión: el fútbol.

Fútbol que conoció de manera amateur hasta edad avanzada, pero que cambió completamente cuando se le presentó la oportunidad de partir a La Serena. Sin conocer las divisiones inferiores, escuelas de fútbol o la etapa formativa de un futbolista, el 24 de enero de 2010 debutó en el Estadio Monumental ante Santiago Morning. 

Jugabas de central en La Serena, y en tu llegada a O’Higgins debiste adaptarte a jugar de mediocampista de corte ¿Cómo se ha vivido ese cambio de posición?

Cuando llegué a O’Higgins yo pensé que venía de central. Había jugado el 2011 de central y algunos partidos de volante de contención, donde marqué algunos goles y tuve la precisión y la certeza de haberle marcado a equipos grandes. Los primeros seis meses fueron bastante buenos, donde tuve harta continuidad, llegamos a la final y peleamos el campeonato mano a mano con la ‘U’. Estoy acoplándome, con las ganas, tratando de tomar las mejores cosas de Eduardo (Berizzo) y el trabajo, que te lleva a acomodarte en un puesto.

Acordándonos de la final, ¿cuánto repercutió ese momento en tu vida futbolística y también en la interna del camarín?

Hasta el día de hoy ese tema me duele. Nunca había estado tan cerca de ser campeón, de ser el mejor: como equipo, como jugador, como todo. La ilusión que teníamos nosotros nadie la tenía. Esa convicción de poder romper la historia, de llegar a la final, de clasificar a una copa internacional. Esa ilusión nos movía a nosotros, todos estábamos en un mismo sentir y eso marcaba la diferencia. El bajón que se vino después de haber perdido la final fue muy fuerte, tanto en lo psicológico como grupal. Las cosas fueron cambiando y se notó en el rendimiento, ya que en el próximo campeonato ni siquiera clasificamos a playoffs.

¿Cuánto influyó Enrique Osses en la final?

Todos nos podemos equivocar, eso sí los errores de él fueron muy notorios. Siento que a nosotros igual nos faltó algo de oficio; éramos un plantel joven, donde la ilusión y las ganas nos movían, más allá de un fútbol espectacular. Si revisas el campeonato, ganamos partido no solo poniendo buen fútbol, sino que también poniendo algo más. A lo mejor haber manejado de mejor forma esos últimos minutos hubiese cambiado la historia, pero él fue un factor que también la marcó. Tuvo que ver algo en el resultado final.

Dando vuelta la página, ¿cómo vives tu presente en O’Higgins con una lucha constante con César Fuentes y Roberto Órdenes en el mediocampo?

Esa pelea, de partida, es algo sano. Con César y con Roberto tenemos muy buena relación. Con César compartimos afuera también de los entrenamientos, es un tipo muy cercano y buena persona. Además, creo que todos estamos con la misma intención, de ganarse ese puesto y que el esfuerzo de entrenar día a día se vea reflejado en jugar el fin de semana.

Si bien el presente es más tranquilo por los resultados del plantel, en un momento fuiste muy resistido por la hinchada celeste ¿Cómo viviste ese delicado momento?

Con ese tema lo pasé bastante mal. Fue en el segundo semestre del 2012 donde el equipo no anduvo bien, y todos buscan culpables. Y es lógico, porque toda la gente va al estadio a ver su equipo ganar, a que todos corran, a que todos anden bien. Pero el fútbol es un deporte de equivocaciones, y a veces me tocó a mí o a otro compañero. Ese momento para mí fue ingrato, y a veces pensé que no me lo merecía. Me cuestioné muchas cosas. Lo pasé bastante mal.

¿Ha sido el peor momento vivido en O’Higgins?

Sí. Me acuerdo un partido con Cobreloa que entro y todo el estadio me pifea. Fue un momento difícil. Nunca lo había vivido. En La Serena yo me fui bastante bien de allá, muy querido. Me dieron ganas de salir, de irme, se me pasaron mil cosas por la cabeza. Pensé en irme de acá, buscar un nuevo horizonte, pero creo que el huir no es la salida.

¿Tú crees que este va a ser el año de O’Higgins?

Creo que eso lo va a determinar nuestro trabajo, nuestro convencimiento de poder creer lo que Eduardo plantea. Si nosotros estamos unánimes en lo que él trata de impartir en nosotros, claramente va a ser nuestro año. Estamos en eso, convencidos de que el trabajo te lleva al éxito y es lo que vamos trabajando día a día. Son dos veces la que se nos escapó de la mano el título, una tercera sería mucho. 
¿Mejores amigos en el plantel?

Carlos Escobar y Osmán Huerta

¿Qué hace Claudio Meneses fuera de la cancha?

A veces compartimos con los amigos y la familia, pero soy bien casero.

¿Algún hobbie?

El pool. Hace tiempo no juego, de hecho tenemos una mesita pendiente con mi suegro.

¿Sueños?

Jugar en el extranjero y ser nominado a la selección. Soy consciente que hoy peleo un puesto en O’Higgins, pero uno tiene que vivir un día a la vez. No es la palabra realista, porque las personas que menos han sido realistas son las que han conseguido grandes cosas en la vida y han hecho cosas importantes.

¿Qué sería de Claudio Meneses sin el fútbol?

De chico nunca pensé otra cosa que ser futbolista. Pero como han terminado varios amigos y compañeros de curso, estaría allá en el campo en Hualañé yo creo. Estaría trabajando en el campo con mi papá, pero con una vida que no sería muy feliz yo creo.













Entrevista | Francisco Ramírez G.
Fotografía & Vídeo | Christopher Bueno F.
Locación | TOKYO STEAK HOUSE MACHALI
Fotografías y vídeos todos los derechos reservados - prohibida su reproducción sin previo aviso Ley N° 17.336 sobre Propiedad Intelectual.
Para quedar en la historia primero tenemos que estar ahí - CapodeProvincia.cl CAPO DE PROVINCIA ®


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Lo + Reciente

Vídeo Destacado

Lo último del CAPO...

O'Higgins cambiará de piel

El 2018 iniciará con nueva marca deportiva que vestirá al Capo de Provincia por dos temporadas...

Próximo partido


.

Populares